Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Adriana Louvier

Hechizante y divina
Texto: Mario Preciado / Diana Tejada | Fotografía: Cristian Salazar 07 de Noviembre de 2016
La actriz de teatro, cine y televisión, hizo una pausa en su día a día para platicar con MAXWELL acerca de su carrera y cómo los planes de su boda la mantienen ocupada. En el lujoso Ciprini de la Ciudad de México, nos encontramos con la mujer de ojos hechizantes y carisma divino.

¿Cómo fue tu infancia? ¿Qué soñabas de chiquita? “Mi infancia fue increíble, tengo una hermana menor (Paulina), y recuerdo, tanto a ella como a mí –inclusive hasta la fecha–, de los hobbies o lo que más nos gusta en la vida es bailar. Ella y yo hacíamos nuestras coreografías y pasábamos gran parte de nuestras tardes bailando; también me gustaba mucho jugar vóleibol. Fue una infancia muy divertida, mis papás son unos papás muy presentes en mi vida, y por lo mismo compartí muchas cosas con ellos, con mi hermana. Siempre fui muy amiguera. Me acuerdo que me gustaba mucho Luis Miguel, yo tendría como seis años; me gustaba también Flans (…)”.

 

¿Cómo fue el primer acercamiento que tuviste a la actuación? “De una manera profesional creo que fue realmente hasta que entré a la escuela de Actuación, a partir del curso propedéutico que teníamos. Nos hacían un sinfín de ejercicios y bueno, evidentemente de ahí todo lo que conllevó la preparación de la carrera de Actuación. Y, posteriormente, al mismo tiempo que estaba estudiando la carrera, también estaba trabajando. Entonces, fue bastante interesante para mí el proceso que tuve, porque no solamente fue dentro de la escuela, sino también trabajado en forma”.

¿Cómo y cuándo inició tu gusto por esta carrera? “Desde pequeña tuve muchas inquietudes con todo lo que rodea a la actuación. De niña me gustaba bailar, tomé varias clases; también estuve en teatro (…) Dice mi mamá que yo realmente era la que siempre pedía estar en clases que tuvieran qué ver con la actuación o con el baile”.

¿Te imaginas haciendo otra cosa distinta a la actuación? “No, como profesión la verdad es que no creo, cuando menos no en un buen rato; sin embargo, hay profesiones o trabajos que me llaman la atención. A mí me gusta mucho la fotografía, me gustaría trabajar en una editorial, por ejemplo en alguna editorial de moda”.

¿Qué es lo que más disfrutas hacer, televisión, cine o teatro? “Me gustan mucho los tres medios, creo que cada uno tiene su propia energía y forma de trabajar. Y creo que el hacer series de televisión es algo que me ha gustado también, lo que es la combinación del cine con televisión me parece muy atractivo, pero en realidad los tres medios los disfruto”.

¿De todos los proyectos que has hecho hasta ahora cuál te ha dejado mejores experiencias? “Es muy difícil decir un solo proyecto (aunque) creo que los dos proyectos que me han aportado mucho son en el teatro, con el par de obras que he hecho. Creo que todo el proceso, y que una como actriz vive dentro del teatro, no se puede comparar con nada, todas las emociones y crecimiento actoral que pueden haber ahí, como el estudio del texto y la precisión con la que se trabaja. Y por otro lado, el proyecto de 'Yo no creo en los hombres', que ha sido un proyecto que por muchos motivos ha sido un parte aguas”.

 

Seguramente ha habido muchas personas que influyeron en tu carrera, ya sean tutores, actrices o hasta algunos maestros. ¿Quiénes han sido esas personas? “De una manera bastante directa, y tiene qué ver con todo lo que fue mi proceso como actriz, o en la parte de la escuela: el maestro Raúl Quintanilla, que también me dirigió en obras de teatro, y no solamente es mi mentor en esta carrera, sino que también trabajamos juntos y es alguien a quien yo le tengo un cariño y un agradecimiento de por vida. También han habido muchos actores y compañeros, obviamente, hay gente que yo admiro mucho, pero creo que hay actores con los que he trabajado, que no sólo en escena, sino también en los camerinos, en los pasillos en el día a día, son con los que he crecido como persona (…)”.

¿Cómo te ha ido con tu incursión en las series de televisión? “Este año hice dos series de televisión, una que se llama ‘Realidad Aumentada’, que no sé exactamente si va a ser ése el nombre oficial del proyecto, producida por Jorge Aragón; es un proyecto que va a estar el próximo año, el elenco me gustó desde el primer momento que me platicaron de la serie, son unos actores increíbles, talentosos: Dolores Heredia, Krystian Ferrer, Mariano Palacios, Juan Diego Covarrubias, Natasha Dupeyrón y, bueno, se estrenará el próximo año. Asimismo, ‘Sin rastro de ti’, que es una teleserie de 16 capítulos, que se estrenó hace poco en la plataforma de Blim, y nos ha ido súper bien; nos han platicado que con la serie, se reprodujeron 35% más los registros (…)”.

 

¿En cuanto a la producción y las grabaciones es diferente a las telenovelas hacer series? “Sí. Yo he tratado siempre de estar en proyectos que de alguna manera estén cuidados, pero particularmente al ser 16 capítulos, tiene la oportunidad de que cuiden desde el arte, las locaciones, la fotografía y la manufactura, que es muy diferente a la de una telenovela, pues abarca el género del melodrama, misterio y ciencia ficción. Estoy contenta, ha sido un proyecto que ha aceptado el público (…)”.

 

Estás involucrada al cien por ciento con la planeación de la boda. ¿Cómo te sientes con todo este proceso? “Ay, estoy feliz. La verdad es que es toda una producción porque aunque realmente mi boda va a ser íntima, al final uno tiene que cuidar los detalles, y son varias las cosas las que uno tiene qué ver, pero lo estoy disfrutando. Estoy en ese proceso”.  ¿Qué es lo más difícil de ese proceso? ¿con qué te has enfrentado? “Creo que mientras una tenga claridad en lo que quiere, de cualquier modo van saliendo las cosas, se van armando de acuerdo a lo que una elige. En mi caso, creo que tenía bastante idea de lo que sí o no quería, entonces no ha sido tan complicado”.

 

Finalmente, este nuevo paso en tu vida es muy importante, formar una familia. ¿Qué significa para ti? “El amor y el compromiso lo tengo con mi pareja (Guto Salas) desde hace mucho tiempo, él y yo llevamos varios años juntos, tenemos de alguna manera una vida de casados, una pareja que vive junta y realmente para nosotros este paso es la celebración de todo lo que hemos vivido estos años. Esperemos que sean muchos años más y que sigamos celebrando nuestra unión; somos dos personas conscientes de que si bien, es importante todo lo que una va cosechando en la vida, de cualquier modo tienes que seguir siempre prestando atención y echándole ganas a la relación para que las cosas vayan siempre para bien”.

 

Texto: Mario Preciado / Diana Tejada

Fotografía: Cristian Salazar

Producción: Mario Preciado

Styling: Jorge Maceo

Make up: Guss Santos

Hair: Ale Sernas

Locación: Restaurante Cipriani Masaryk, CDMX.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario