Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Aleks Syntek

Divertido y con altas exigencias
Por: Mario Preciado | Fotografía: Cristian Salazar 03 de Abril de 2017
España y los españoles han estado unidos a Aleks Syntek por lazos musicales muy sólidos. 'Trasatlántico' es el nuevo álbum del cantautor, donde se encarga de homenajear a sus intérpretes españoles predilectos de los 80. Siempre atrevido e innovador, su único compromiso es cumplir sus propias expectativas.

Producción: Mario Preciado.

Styling: Irving Urquidi.

Peinado: Alejandro Cuéllar.

Locación: Restaurante Jetson’ s Potato & Beer CDMX.

 

 

El músico y cantautor mexicano está de regreso y con un álbum homenaje que verá la luz en mayo. Se trata de un disco con 16 canciones que grabó en España con los grandes intérpretes del pop de los 80. Y es que Syntek conserva una relación amorosa con aquel país, porque a partir de que grabó ‘Duele el amor’ con Ana Torroja, se convirtió en un personaje atractivo ante el público español; después grabó con Malú ‘Sólo el amor nos salvará’, que también tuvo una aceptación importante. De ahí que este nuevo material, que lleva por nombre 'Trasatlántico' sea una forma de retribuirles todo el aprecio recibido.

 

“Los ochenta fue una década donde en España lideraba el pop y el pop rock; en México, desgraciadamente en la década de los 70 sufrimos un veto y el gobierno ya no permitió los conciertos durante mucho tiempo; esto, hasta mediados de los 90. Muchos de los millenials lo ignoran, pero los de mi generación no tuvimos oportunidad de ver conciertos (…) nosotros no teníamos nada más que conciertos de jazz o de música clásica, entonces lo que nos alcanzaba a llegar de España era muy coleccionable y era algo que atraía nuestra curiosidad”, asegura.

“En este homenaje yo sentí la necesidad de invitar a los (intérpretes) originales, de salir a buscarlos. Considero que me adueñé de las canciones, pero aun así le da un toque de nostalgia al escuchar la voz del original cantando conmigo. Son 16 canciones, de las cuales logré hacer a dueto 11; el sencillo se llama ‘El ataque de las chicas cocodrilo’ con Hombres G (…) Me parecería genial que si en un futuro el disco va bien, logremos un gran concierto donde vengan por lo menos seis o siete de estos artistas a acompañarme”.

 

A ti te tocó la evolución de los discos a lo digital. ¿Cómo se dio este paso?

“Al pasar a lo digital se embelleció mucho el sonido. Definitivamente, el DVD y la música en archivo ya cuentan con una calidad que el vinilo no te da; sin embargo, con el vinilo se murió mucho del romance con el artista, porque el contacto que teníamos en mi época era mucho más integral, porque te costaba trabajo conseguir la música. Yo me acuerdo que me tomaba cuatro o cinco peseros para llegar hasta la Zona Rosa, y entonces ir a la única tienda de discos importados y pararte enfrente de ellos –nada más me alcanzaba para uno– y elegirlo por la portada. Y cuando ya me lo compraba lo cuidaba y no dejaba que nadie lo tocara con los dedos; lo limpiaba, veía los créditos, analizaba la portada, las fotos. Desgraciadamente, ahora me doy cuenta que mis hijos bajan un file, consumen la canción, la ‘mastican’ y la ‘tiran’, y probablemente no se enteran ni quién la cantaba (…) Como ahora (la música) es gratuita prácticamente, ya no se le da el mismo valor que antes y entonces todo se ha vuelto más fugaz. Siento que soy muy afortunado de tener un nombre y una imagen ante el público, porque a los chicos talentosos de hoy les cuesta el triple de trabajo”.

 

Los 90 fue una época importante en tu carrera y estás participando en la gira '90’s Pop Tour’. ¿Qué representa para ti formar parte de ella?

“Fue una invitación que acepté por lo divertido que me sonó. Algunas personas ignoran que el primer grupo de Rap en la existencia fue el grupo Caló, y eso fue uno de los ganchos que más me llamó en esa gira, porque yo fui productor de ellos, les hice los primero discos y las canciones ‘Capitán’, ‘No lo puedes demostrar’, ‘El planeta’ y ‘Ponte atento’, las compuse junto a Claudio Yarto. Fue una época que recuerdo con mucha nostalgia”.

 

A principios de año te estuviste presentando en Yucatán, y siendo originario de este estado, ¿qué significa para ti regresar cada vez que puedes?

“Yo llegue al D.F. muy pequeño, como de tres o cuatro años de edad, tengo pocos recuerdos de mi infancia en Mérida, pero hay algo muy curioso: nadie de mi familia se dedicó a la música; mi papá fue abogado, mis hermanos tienen distintas profesiones, pero nadie está en esto. Siempre me pregunté por qué nací con tal vocación; lo tuve claro desde niño, nunca me pregunté si quería ser músico, simplemente lo hice. Ahora, pienso que haber nacido en Mérida, por la energía y la vibra maya, pudieron haber influenciado en mi destino. Como lugar turístico, como un punto importante del país, me parece hermosísimo. Tengo muchos amigos en Mérida y allá viven mi mamá y mis hermanos; entonces, me gusta quedarme unos días y aprovecho para pasearme por ahí”.

 

Musical y personalmente, ¿en qué momento te encuentras actualmente?

“Me siento con la madurez suficiente para divertirme, no tener miedo al ridículo, no tener que demostrarle nada a nadie; simplemente cumplir con las exigencias que yo mismo me pongo (…) Tengo una familia funcional, lo cual es lo más sagrado que puedo tener, una única esposa durante estos 16 años, dos hijos hermosos y talentosos. La verdad es que, siento que todavía estoy con suficiente juventud para vivir muchas aventuras más, me siento en uno de los mejores momentos de mi vida”.

 

En un México como el de hoy, ¿qué papel representa la música?

“Es súper importante, porque a nivel cultural la música es la que penetra más a la cultura popular, y es un momento donde se da mucho el expresionismo, donde se dictan parámetros, se catalizan emociones. Yo soy muy propositivo, no congenio con hacer música que proteste o música que señale o acuse, trato de ensalzar las cosas positivas y crear con mi música una balanza. Creo que la gente está rodeada de malas noticias y crisis, y las culturas más ancestrales como los asiáticos siempre han creído que las crisis son el punto máximo para la creatividad y el desarrollo. Yo creo que ya es tiempo de que apreciemos más lo nuestro –ya hemos sido malinchistas por muchos años–, y darnos cuenta de que en México somos precursores de muchas cosas importantes (…) Hay que vigilarnos más y apoyarnos más como paisanos”.

 

'Trasatlántico' será lanzado en el mes de mayo e incluye un DVD con el making of de las grabaciones de estudio que Syntek hizo con artistas españoles. Cuenta además, con una introducción que grabó Javier Gurruchaga de La Orquesta Mondragón, leyendo un texto. Todos los temas tienen toques modernos y buscan presentar a las nuevas generaciones el fascinante pop de los 80.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario