Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Chevrolet Corvette ZR1 2019

El ícono americano llevado a un nivel más veloz.
Por: José Emmanuelle Elías López | Fotografía: chevrolet.com 10 de Febrero de 2018

Durante los años 50, en la sociedad norteamericana se vio un creciente interés por construir autos con las mismas prestaciones e, incluso, mejores que las de los autos deportivos europeos. Fue así como en 1953 nació el primer Corvette de Chevrolet, que contaba con un motor de 6 cilindros y del cual sólo se construyeron 300 unidades; su fabricación y montaje eran completamente a mano.

 

Cincuenta y cuatro años más tarde (en 2007) nació oficialmente el Corvette ZR1 y será en 2019 cuando la nueva generación –ya anunciada– nos deleite con un ZR1 renovado. En colaboración con Group Lotus, el nuevo integrante de la familia Corvette será construido con la meta de ser uno de los autos más veloces del mundo.

 

Con un motor de 6.2 litros V8 sobrealimentado, 755 caballos de fuerza y 715 pies-libra de torque, este Corvette promete devolver el épico legado de Corvette a su punto más alto. El uso de fibra de carbono de manera extensa sobre el auto tiene un objetivo: mejorar su rendimiento. Sobre el capo podemos ver una impresionante capucha de halo de carbono con diseño de Chevron que alberga debajo el potente motor.

 

Es un auto que quita el aliento. Su impresionante parrilla frontal con un enorme bisel de fibra de carbono en la parte baja, es algo que impacta a cualquiera. Cada centímetro del ZR1 exhala deportividad. Cada línea y cada elemento fueron pensados en convertir al auto en una flecha en el camino. Desde sus enormes tomas de aire frontales hasta su impresionante alerón trasero de fibra de carbono, fue concebido para disparar tu adrenalina.

 

Pero no todo es músculo, también la clase importa, y es por ello que sus interiores están centrados en el conductor, por medio de asientos que van en su versión tope con superficies en cuero Napa calentadas y ventiladas; un volante de cuero con borde de fibra de carbono, audio Bose Premium, grabadora de datos y más. Todo ello le brinda a este increíble ícono americano un equipamiento que consiguen que lo veamos no sólo como un auto de competencia, sino también, un vehículo de lujo.

 

 

Su versión descapotable retrae la capota aun en movimiento hasta una velocidad de 30 Mph; y el paquete Sebring Orange Design ofrece un inconfundible color naranja que no sólo lo hace hermoso, lo vuelve impactante con su pintura exterior Sebring Orange Tintcoat; como las pinzas naranjas de 6 pistones en los discos de sus impresionantes frenos de carbono Brembo de cerámica de carbono, encargados de frenar este impresionante bólido. Cuneta con ruedas delanteras de 19” y traseras de 20” con neumáticos Michelin Pilot Súper Sport, las cuales mueven esta flecha sobre el asfalto hasta alcanzar una velocidad tope de 212 Mph, convirtiendo a esta versión en la producción más rápida jamás construida por Corvette.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario