Leon 17
Artículos
Línea horizontal

De Chihuahua a Los Mochis

Barrancas del Cobre: auténtica aventura en ferrocarril.
Texto y fotografía: Cortesía Dirección de Turismo, Gobierno del Estado de Chihuahua. 10 de Julio de 2017

En esta edición te hablamos sobre un destino que ha maravillado a todo México y a turistas de otras latitudes, justo al norte del país. Se trata de una experiencia en la cual puedes revivir viejas formas de transporte y admirar paisajes que roban suspiros. La ruta del ferrocarril Chepe, desde Chihuahua hasta Los Mochis, es el único tren de pasajeros en nuestro país y uno de los diez recorridos más espectaculares en el mundo. La vida moderna y la rutina pasan a segundo término. Cada día a las 6:00 de la mañana, parte el ferrocarril que conecta al desierto chihuahuense con el Mar de Cortés.

Ciudad Cuauhtémoc. Allí habita la comunidad Menonita más numerosa de México. Se establecieron en 1922 en los alrededores de Cuauhtémoc y han enriquecido con su trabajo a los municipios vecinos. Producen excelentes quesos y suficiente forraje para su ganado. El paisaje empezará a cambiar y se apreciarán los bosques y cerros cada vez más altos, para pasar por San Juanito, que es el pueblo donde se han registrado las temperaturas más frías del estado, y así llegar a Estación Creel, la puerta de entrada a la Sierra Tarahumara. Hasta aquí ya son pasadas las once de la mañana, y la ruta ya llegó a una altitud de 2,300 metros sobre el nivel del mar. 

De Creel a Batopilas, el segundo Pueblo Mágico de las Barrancas. Batopilas es una de las poblaciones con más historia de la región, donde recomendamos que separes al menos dos noches de tu viaje para que vivas la experiencia de regresar al menos un siglo en el tiempo. Desde 1708, a Batopilas se le empezó a extraer de sus entrañas la plata de más alta calidad del mundo, y así continuó hasta 1880, cuando don Alexander Shepherd llevó la electricidad para beneficiar con las tecnologías de última generación, los todavía ricos yacimientos del mineral. Batoplas fue la segunda población después de la Ciudad de México en contar con energía eléctrica.

 

Estación Divisadero Barrancas. Allí se ubica el Parque de Aventura Barrancas del Cobre. Con todas las actividades que ofrece, puedes disfrutar los llamados deportes de naturaleza. Se construyó un complejo alrededor de un teleférico, el tercero más largo del mundo sin torres intermedias, un circuito de tirolesas que unidas por dos puentes colgantes suman casi 5 km; rápel, escalada en roca y hasta un salto de tarzán, así como una tirolesa tipo ziprider (a más larga del mundo con 2650 m de cable y 480 m de profundidad), complementan la experiencia.

En Estación Divisadero el tren para por 20 minutos, es ahí donde se puede tomar el tiempo para bajar rápidamente a maravillarse de las espectaculares vistas desde el mirador cercano o bien, aprovechar el tiempo para degustar de deliciosas gorditas y burritos rellenos de guisos de la cocina regional. Las indígenas Rarámuri ofrecen en venta sus preciosas cestas tejidos de palmilla. En esta estación está el hotel del mismo nombre, que por más de 40 años ha permanecido en el gusto de los visitantes del mundo, aquí se ofrece habitaciones con balcones con vista a la Barranca.

Seguirán en el trayecto las estaciones: Posada Barrancas, Bahuichivo, Temoris y la Estación El Fuerte (Sinaloa), Pueblo Mágico. Ya es casi el final del recorrido, el tren llega a El Fuerte pasadas las 6:00 de la tarde; en verano, todavía con bastante luz natural. Finalmente, Los Mochis se encuentra al término del itinerario, aunque las vías van hasta el puerto de Topolobampo. Los Mochis es una ciudad eminentemente agrícola y comercial. El tren llega antes de las 10:00 de la noche. Y al día siguiente, sale a Chihuahua a las 6:00 de la mañana todos los días.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario