Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Detrás del espejo

Una creación de sensaciones.
Por: Ana Karen Torres Domínguez | Fotografía: Gfxtra 02 de Septiembre de 2016
Un clásico del diseño de interiores es la colocación de espejos, ya que son elementos decorativos básicos en un entorno habitable de gran importancia, siendo protagonistas y encargados de crear sensaciones, mismas que llegan a capturar un instante de nuestro ritmo acelerado del día a día.

Un atributo fundamental en la utilización de estos elementos, es que incrementan el nivel de luminosidad en los espacios, generan la sensación de una mayor amplitud o de duplicar, incluso, detalles que dan un toque simétrico. Instalarlos no genera mayor complicación, de hecho, se puede jugar con estos elementos, encontrando una ubicación tanto funcional como estética.

De acuerdo con el sistema estético del feng shui, el colocar espejos en el hogar puede ser el toque que llene de buena vibra tu entorno.

Sus usos pueden ser variables ya que pueden ser colocados en áreas angostas como pasillos, logrando un efecto de profundidad y amplitud. La utilización de espejos decorativos sigue siendo una herramienta vanguardista, ya que el paso del tiempo no es un factor negativo.

Evita que los espejos reflejen partes de tu casa que no quieras que resulten demasiado visibles.

En los recibidores o armarios se emplean de forma vertical; aunque el lugar más común para posicionarlos es la sala del hogar, donde son colocados condicionalmente para el usuario, brindándole una visualización de su imagen personal antes de salir a una cita o reunión. Incluso, son elementos de gran utilidad en espacios como la habitación, especialmente en aquéllas donde son escasas las ventanas, ahí es factible colocar un espejo con un marco original. Para colocarlo en una área determinada lo primero que se debe hacer es delimitar el sitio que ocupará, sin llegar a utilizar un lápiz o marcador que llegue a estropear la pintura de la pared.

Colocar un espejo a lo largo y ancho de un muro, consigue que éste se mimetice con el resto de las paredes. El resultado es magnífico.

En cuanto a la elección del espejo correcto, existen un sinfín de formas, modelos, diseños y tamaños; elige el que te ofrezca una sensación ideal para ti y aquéllos con quienes convives a diario.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario