Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Dubái

La fastuosa entrada a los Emiratos Árabes Unidos.
Texto y fotografía: Gerardo Fabre “El Biut”. 12 de Agosto de 2016
Dubái se ha convertido en un paraíso arquitectónico, sinónimo de lujo e inagotables atractivos.

Dubái es uno de los siete emiratos que conforman los Emiratos Árabes Unidos; junto a Abu Dhabi, ambos se disputan por ser el más visitado y espectacular, aunque definitivamente Dubái se lleva el primer lugar. Desde que se construyó en esta ciudad árabe el famoso hotel Burj Al Arab, las islas, los centros comerciales más espectaculares del mundo y el Burj Khalifa (el rascacielos más alto del mundo), este destino turístico del Medio Oriente se ha convertido en un paraíso exótico deseado por miles de viajeros.

Hasta hoy no hay vuelos directos entre México y Dubái, aunque seguramente muy pronto Emirates, la principal línea aérea de esa nación, abrirá alguno, como lo hizo hace poco desde Panamá. Si vuelas con esta línea ellos te podrán tramitar tu visa de entrada, ya que los mexicanos la necesitamos. Te comento también, que no puede haber en tu pasaporte vigente algún estampado de Israel, ya que no te permitirán ingresar a los Emiratos; lo que no es necesario si tienes un estampado de los Emiratos y tratas de viajar a Israel.

A pesar de lo extravagante que es Dubái, no es tan caro como uno podría imaginar, claro que si tu intención es hospedarte en un hotel de muchas estrellas, seguramente necesitarás muchos dólares. Existen bastantes cosas qué hacer y visitar en esta ciudad, por lo cual te recomiendo quedarte al menos tres días completos, en caso de que contemples este destino como conexión a otro país de la región.

Dubái es una ciudad moderna, aunque también tiene una zona antigua, incluso, el Museo de Dubái –ubicado junto a un barco que data de varios siglos– es el sitio ideal para apreciar y conocer su cultura, tradiciones e historia. Aquí podrás tomar un pequeño bote (o ‘abras’) que te llevará a Deira, la zona comercial de Dubái que aloja una gran cantidad de tiendas que ofrecen oro y piedras preciosas. Dubái es la meca del shopping en el lejano oriente; algunos de los centro comerciales predilectos, con las marcas más exclusivas, son Dubái Mall, Mall of the Emirates, Jumeirah Plaza, Mercatto Shopping Mall e Ibn Battuta Mall, todos con diferentes atractivos para sus visitantes.

Uno de los recorridos más afamados entre los turistas, es el que te lleva a conocer por fuera el icónico hotel Burj Al Arab; aunque, para conocerlo por dentro sin tener que quedarte en él, puedes reservar en alguno de sus restaurantes o bien, tomar un café, el cual seguramente será el café más caro que te hayas tomado, pero bien vale la pena con tal de conocer el interior de esta maravilla arquitectónica. De ahí te llevarán a visitar la famosa Palm Jumeirah, una isla artificial en forma de palmera. Aquí se encuentra el famoso hotel Atlantis, que cuenta con uno de los acuarios más espectaculares del mundo, aunque el acuario que está en Dubái Mall es más grande e impresionante. En este mismo centro comercial se encuentra el Burj Khalifa, con un observatorio ubicado en el piso 125, pero si no te dan miedo las alturas, por unos cuantos dólares más podrás acceder al piso 148 y estar en el mirador más alto del mundo; desde aquí, todo Dubái se convierte mágicamente en una maqueta real.

De regreso a tierra firme podrás disfrutar la maravillosa Fuente de Dubái, un espectáculo conformado por cinco fuentes circulares enlazadas. Además, no te puedes ir de este destino sin antes ir de excursión al desierto de Arabia en una 4x4, y después de una experiencia inolvidable cenar deliciosa comida árabe, mientras fumas shisha vestido de árabe o con una burka montado arriba de un camello. Definitivamente, Dubái es uno de los destinos turísticos del que, después de regresar, seguirás hablando y recordando con mucho cariño y alegría.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario