Leon 17
Artículos
Línea horizontal

¿Está listo el mezcal para competir a nivel mundial?

Redacción MAXWELL 10 de Abril de 2017
Distintos bartenders, mixólogos y personajes de la industria de los destilados de diferentes países, se reunieron en México el pasado mes de marzo para participar en un taller de coctelería con Casa Armando Guillermo Prieto y su producto bandera: el mezcal Zignum.

“Lo único que necesita el mezcal es darse a conocer más porque ya tiene la calidad para convertirse en un protagonista de la coctelería. Eso sólo puede cambiar en la medida en que más bartenders lo conozcan y trabajen con él”, sugiere el griego Yiorgos Kouletsis, bar manager del Neue Odessa Bar de Berlín. “Los mixólogos tenemos que inventar tragos populares para que las personas los pidan. Para el mezcal, es la hora de invertir más y ganar dinero”.

Los tiempos en que se consideraba al mezcal como una bebida de moda han quedado atrás y por una buena razón: le llegó el momento de la consolidación. Para lograrlo, sin embargo, debe seguir estrategias diferentes a las que le permitieron posicionarse alrededor del mundo hace menos de una década.

Distintos bartenders, mixólogos y personajes de la industria de los destilados de diferentes países, se reunieron en México el pasado mes de marzo para participar en un taller de coctelería con Casa Armando Guillermo Prieto y su producto bandera: el mezcal Zignum. Allí tuvieron la oportunidad de conocer el proceso de producción y comprender la filosofía de la marca. El encuentro también sirvió para que los especialistas compartieran sus experiencias y su visión de la industria mezcalera.

“La industria del mezcal tiene que hacer más publicidad y comercialización. Necesita tomar más riesgos”, aconseja Fabiola Padilla, mixóloga mexicana radicada en Nueva York. “Creo que tienen que hacer algo como lo que hizo el vodka en Europa hace ya 20 años: marketing. Mucho marketing”, recuerda Roberto García, brasileño encargado del bar en el FIRE Restaurant and Lounge de Dublín.

“Si el mezcal no es consistente, es difícil que gane aceptación popular. Si lo pruebas en un bar y vuelves semanas después a pedir el mismo, pero sabe diferente por ser de otra cosecha, no lo pedirás más”, explica William Lynch, mixólogo del The Exchequer Dublin 2. “Esa es una ventaja de Zignum, que se industrializa pero mantiene la esencia del mezcal. Gracias a esa consistencia, la gente entenderá que la pureza y el espíritu del mezcal no dependen del sabor ahumado, sino que va más allá”.

Todos insisten en un método: hacer más branding. Y eso se resuelve con más inversión económica. “Tienen que llegar a más bartenders y a personas en la industria. Sé que así se dieron a conocer, por supuesto, pero si los bartenders beben y disfrutan el mezcal, esa es la receta para que se expanda”, recuerda Benjamin Long, mixólogo y jefe de bartenders en The Shaw Bijou en Washington.

Varios mixólogos reconocieron que la oferta de Zignum sin sabor ahumado les facilitará la preparación de cocteles y la difusión de la bebida. “En la República Checa puedo trabajar con frutas frescas en verano, pero para el invierno sólo puedo experimentar con hierbas. Zignum me permite trabajar con ambos y eso es una ventaja sobre otros mezcales más ahumados”, cuenta Lea Skálová, bar manager del Zanzibar de Praga. “Estoy convencida de que Zignum ya es el siguiente nivel que debía alcanzar la industria del mezcal. Facilita nuestro trabajo para hacer mezclas y cuando se los muestro a otras personas, se enamoran”.

Para ganarse el corazón de los consumidores, también debe enamorar primero sus carteras. “Los bares y los bartenders tienen que hacer buenos cocteles para que la gente los pruebe y conozca; pero para que la gente los pruebe y los pida, tienen que tener un buen precio. Y no hace falta que yo diga cómo se puede hacer eso”, describe Kouletsis. “Es el momento ideal para atacar el mercado porque la moda en que se convirtió hace años ya se estancó”, sentencia.

La cooperación también será un factor para la conquista de los mercados que se resisten. “Lo que veo desde afuera es que hay mucha competencia entre todos; es lo que noto sin ser mexicano y lo digo de la manera más humilde”, apunta Fernando Fastuca, mixólogo argentino que trabaja en el Liquid Club de Barcelona. “Lo ideal es que se unan y que formen una lanza que apunte al mismo lugar y que abra el mercado, porque cuando se abra, van a ganar todos. Zignum tiene la infraestructura y el producto para ser la punta de esa lanza”.

Aunque en números de venta el mezcal luce como el hermano menor del tequila; su esencia, historia y mezclabilidad le permiten alzar la voz y decir con orgullo que es la madre de todas las bebidas tradicionales de México. Para demostrarlo, sólo debe dar el siguiente paso.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario