Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Ferrari 812 SuperFast

El Ferrari más potente creado hasta ahora.
Por: José Emmanuelle Elías López | Fotografía: Especiales 11 de Septiembre de 2017

La marca del cavallino rampante presentó el auto más potente y rápido que han creado (con excepción de las ediciones especiales y limitadas de 12 cilindros con motor central trasero); se trata del 812 SuperFast, que en su interior tiene un corazón latente de 800 caballos de fuerza, capaz de alcanzar 340 km/h gracias a su poderoso motor de 12 cilindros. Es el primer Ferrari equipado con EPS (Electric Power Steering), dirección asistida.

Al momento de desarrollar este bólido, los ingenieros tenían una meta en mente: superar la potencia del V12 del F12 Berlinetta, algo que lograron con 60 CV por arriba de éste; un hecho sin precedentes en un Ferrari de serie con motor delantero. Pero, algo que debe ir de la mano con un auto con estas prestaciones, es la aerodinámica; algo que sin duda, la marca de Maranello tiene siempre en el ADN de todos sus autos. Cualquier Ferrari es sinónimo de potencia y belleza, y es en ello donde imprimen de una manera única la línea aerodinámica que le da una figura cargada de deportividad y estética. No importa la distancia, si alcanzas a ver o no sus escudos, su diseño es inconfundible.

Las líneas que llevan el viento para enfriar el motor y los frenos, le dan también estabilidad y evitan la resistencia al viento. Al lado de los faros, podemos apreciar unas entradas de aire que son las encargadas de hacer este trabajo; conducen el aire que golpea el frente del 812 por los costados, hasta el spoiler trasero.

Con un diseño que enamora, el Ferrari Styling Center fue el encargado de diseñar este hermoso auto que combina elegancia y agresividad de un súper deportivo; diseño que se traduce de la misma manera en el interior, el cual ha sido rediseñado radicalmente. El auto en su interior transpira pasión, potencia y tecnología.

Conducir este Ferrari debe ser, sin duda, una experiencia única. Escuchar su motor al acelerar debe apresurar el corazón, pues es algo que suele pasar cuando a lo lejos ves los faros de un súper deportivo de esta magnitud; sin embargo, su diseño no es algo exótico que atraiga las miradas por lo extravagante de sus formas.

En este coche no abunda la fibra de carbono y, la que hay, se emplea casi de manera estética, pues está construido casi de puro aluminio. El motor lo trae al frente y tiene alrededor de 12 tomas de ventilación, funcionales todas ellas que, como se mencionó anteriormente, algunas sirven para enfriar el motor y los frenos, pero sobre todo, para dirigir el aire a través de todo el auto para que fluya tan suave como en las alas de un avión y no sólo evitar la resistencia, sino aprovechar la carga aerodinámica para una mejor conducción.

Si cuentas con el poder adquisitivo para hacerte de uno, sabes que causarás envidias. Si no, ya nos tocará verlo en alguna expo-car o mejor aún, escuchar el inconfundible sonido en la carretera para dejarlo pasar y que se nos erice la piel con su aceleración al rebasarnos, sin dejar pasar la oportunidad de admirar la parte trasera, donde descansan sus 4 calaveras redondas que se han vuelto parte del sello inconfundible de los autos del cavallino rampante de casa italiana.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario