Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Gran Pirámide de Cholula

Misticismo e historia se encuentran en la montaña.
Texto y fotografía: Gerardo Fabre “El Biut”. 05 de Diciembre de 2017

Acerca de la Pirámide de Cholula, pocos saben que es la más grande en volumen y base que cualquier otra descubierta a la fecha, a pesar de que puede pasar desapercibida a lo lejos, porque la mayor parte de la pirámide se encuentra bajo una montaña que alberga una iglesia de estilo barroco republicano que data de 1594, la cual se cree fue construida por mandato de Hernán Cortés sin saber que bajo la montaña se ubicaba dicha edificación.

 

La base mide 450 metros de cada lado; es decir, cuatro veces más grande que la pirámide de Keops (la mayor de Egipto). Pero uno no se da cuenta de su magnitud porque en gran parte está cubierta por la montaña; de hecho, la pirámide lleva por nombre Tlachihualtepetl (‘montaña artificial’, ‘cerro hecho a mano’). La construcción fue habitada por los aztecas y era utilizada como un lugar de culto. Debido a la relevancia histórica de la iglesia que yace arriba, es que nunca se ha pensado en removerla.

 

Pero bueno, en lo particular pienso que esta combinación de pirámide, iglesia y montaña, es lo que hace de este lugar algo único y espectacular. Asimismo, la montaña es utilizada por los ciudadanos para hacer ejercicio; así que no te sorprendas en tu visita si ves a deportistas subir y bajar varias veces. 

 

El sitio arqueológico está abierto al público, aunque hay veces que ciertas partes son cerradas por mantenimiento o por inundaciones dentro de la pirámide. Al interior puedes recorrer un camino estrecho que te lleva a otra salida; sólo eso es lo que podrás visitar, ya que el resto de los caminos en su interior están cerrados al público. En la explanada principal –prácticamente cubierta por pasto– podrás ver varias edificaciones propias del edificio.

Por supuesto, visitar la pirámide obliga subir a la iglesia, Santuario de la Virgen de los Remedios. Quizás la ubiques debido a que su imagen ha sido utilizada muchas veces junto a lo que se encuentra en la misma perspectiva a lo lejos: el volcán Popocatépetl. Dicha postal ha representado a Puebla ante la mirada del mundo entero.

 

El Santuario es muy pequeño, bonito y colorido, lástima que no permitan tomar fotografías al interior. Una vez arriba no pierdas la oportunidad de admirar y fotografiar las vistas espectaculares en un día despejado, así como los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, los cuales lucen en el horizonte del Pueblo Mágico de Cholula. Cuando hay fumarolas del “Popo”; la vista desde allí es asombrosa.

 

Puedes llegar a Cholula desde la ciudad de Puebla en un tren turístico; una buena opción para visitar esta pirámide e iglesia. A los alrededores encontrarás varios restaurantes que te ofrecen una gran variedad de comida típica del estado; por supuesto, el mole poblano o chiles en nogada (en los meses de verano), son los más recomendados. Cholula y su pirámide nos ayudan a refirmar lo mágico y espectacular que es nuestro país; sitios como éstos complementan la experiencia que es recorrer México. No pierdas la oportunidad de conocerlo.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario