Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Helicóptero Bell 525 Relentless

Para cruzar el cielo con estilo
Por: José Emmanuelle Elías López | Fotografía: Cortesía 22 de Junio de 2015
Diseñado para una tripulación de 2 personas y 16 pasajeros, este monumento aéreo incorpora controles de vuelo fly-by-wire, sistema que reemplaza los controles de vuelo manuales convencionales.

Para la mayoría de nosotros, pensar en un transporte de lujo se reduce a pensar en autos Premium, una limosina o, incluso, algunos se aventurarán en imaginar un Rolls Royce, pero pocas veces ponemos nuestro pensamiento en el aire, como para imaginar un helicóptero, y mucho menos si éste es de lujo.
 
 
El helicóptero Bell 525 Relentless es muestra de que el glamour también se lleva bien con las hélices. Esta limusina en el cielo está pensada en transportar jefes de estado y su mercado va dirigido a los líderes de la industria petrolera, y por su diseño para hacer viajes de alta resistencia sobre el océano, no quiere decir que su cabina no sea lujosa.
 

 
Con diez metros cuadrados de superficie, la cabina del 252 tiene espacio para 20 pasajeros, con una comodidad similar a la que ofrece una sala de negocios. Sin duda, el Relentless logra que aquéllos que puedan hacer uso de él, tengan una exclusiva experiencia de lujo y comodidad.
 

 
La cabina, más que la de un helicóptero, parece la de un jet de lujo. El paquete VIP tiene grandes asientos, espacio para configurarlo para conferencias y hasta una pequeña cocina, pudiéndolo comparar con el lujo y amenidades que ofrece una preciosa habitación de los hoteles Trump.
 

 
Equipado con un sistema ARC Horizon para volar, cuenta con una cabina diseñada por primera vez para ser usada para propósitos comerciales. Cuenta con controles auxiliares y un sistema integrado de pantalla táctil Garmin G5000H que reemplaza perillas e interruptores, volviendo el control y la información más simple, como lo es: el clima, los gráficos, opciones de tránsito, el terreno y la conectividad global para el piloto (todo esto es el sistema ARC Horizon).
 

 
Para hacer los viajes aún más placenteros, el Bell 525 incluye un bar para mantener las bebidas frías y un compartimento para pasajeros bastante alto, lo cual lo vuelve muy cómodo. 
 

 
Con una velocidad tope de 286,463 km/h, el Relentless te puede llevar a tu destino en minutos. Y aunque lo deseemos con todo el corazón, a menos de que seas un jeque petrolero o un jefe de estado, tendremos que conformarnos con un transporte de lujo de dos ruedas.

Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario