Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Hotel Central & Café

El hotel más pequeño del mundo.
Redacción MAXWELL | Fotografía: Cortesía Hotel Central / Especiales 02 de Febrero de 2017
El barrio de Vesterbro, donde se alhoja Hotel Central, fue en sus inicios una zona de prostitución y droga; en la actualidad, es sede de tiendas de diseño y moda, restaurantes, bares e innumerables construcciones del emblemático arquitecto danés Arne Jacobsen.

La zona de Vesterbro en Copenhague, es en la que residen la mayoría de los hoteles de la bella capital de Dinamarca. Pero hay uno en especial que acapara la atención de los viajeros y que tiene el título de ser “el hotel más pequeño del mundo”: Hotel Central & Café.

Con sólo una habitación (en la que se pueden hospedar un máximo de dos personas), Hotel Central se alberga en un edificio de dos plantas construido en 1905. En ese año apenas se edificó la primera planta, en la que se instalaría un negocio de reparación de calzado. En los años 20, el zapatero que administraba el local mandó construir la planta superior con la intención de vivir ahí. Pasada la Segunda Guerra Mundial el edificio permaneció abandonado durante décadas, hasta que en los años 80 se rehabilitó y dio lugar primeramente a una joyería y después a una cafetería. A finales de la primera década del siglo XXI, el inmueble nuevamente quedó vacío durante dos años, hasta que dos empresarios de Copenhague lo remodelaron y le dieron el giro de hotel.

Hotel Central abrió sus puertas en el verano del 2013, y es tan conocido hoy que si quieres hospedarte ahí, debes hacerlo con bastante anticipación. Su única suite de 12m2, no tendrá mucho espacio pero sí todo el encanto; reservarlo te costará 240 euros la noche, un precio nada caro si consideramos la historia que guarda, el diseño, decoración y mobiliario de época con el que cuenta, como el pequeño escritorio y la cama matrimonial Royal Eden. Un lugar diferente y acogedor.

Enmarcando la belleza de esa construcción, la ventana es lo único que se aprecia de la habitación si la miras desde la calle; dicha ventana ocupa el hueco del tejado del pequeño edificio, el cual está bellamente custodiado por dos edificios de cuatro y seis pisos, en la esquina de las calles Tullinsgade y Gammel Kongevej.

La experiencia de hospedarte en el hotel más pequeño del mundo, incluye la cafetería que se encuentra a pie de la calle, con una decoración interior también de época, que nos traslada de golpe a otro momento. Ubicado en pleno corazón de Copenhague, Hotel Central se distingue por ser uno de esos sitios con encanto e historia, testigo actual de la modernidad y aires cosmopolitas de la capital danesa.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario