Leon 17
Artículos
Línea horizontal

La Flor de Morelia

70 años endulzando paladares
Texto: Matty Guzmán | Fotografía: Bruno Gómez De la Cueva 13 de Septiembre de 2017
La historia de esta fábrica comienza en 1947, cuando el señor Mora se vio en la necesidad de producir su propia receta para elaborar el tradicional ate moreliano.

Uno de los dulces típicos más ricos de la región es el famoso ate moreliano, deliciosa mezcla de fruta con azúcar; excelente opción para degustar en todo momento. En esta edición, queremos felicitar a una fábrica de ates que este año celebra su 70° aniversario endulzando paladares: La Flor de Morelia. La historia de esta empresa comienza en 1947, cuando el señor Mora se vio en la necesidad de producir su propia receta para elaborar ate, ya que el proveedor que le surtía a su padre ya no le abastecía lo suficiente debido a la alta demanda del producto. Fue así como este personaje experimentó lo necesario para lograr una receta que se distinguiera de la competencia.

Años después, se montó la primera fábrica en la Avenida Madero y se separó el producto en dos bloques: el ate fresco, el dulce enchilado y deshidratado, que siguen comercializándose en la actualidad. En 1971 la empresa se constituyó como sociedad anónima, ya en donde se encuentra la fábrica actualmente, sobre la calle Virrey de Mendoza. Posteriormente, dividieron sus instalaciones en dos direcciones, usando una para recibir, seleccionar, lavar, cocer y despulpar la fruta; otra para realizar la mezcla de pulpa, fruta, azúcar y hacer la distribución del producto. La filosofía importante para ‘La Flor de Morelia’ es apoyar a los productores de la región, por lo que promueven y consumen la fruta de Michoacán para utilizarla en sus procesos de elaboración; fusionan el sabor natural de la fruta con su pasión por crear ate.

Gracias a la estandarización de sus procesos, así como sus certificaciones en ISO 9001, HACCP, entre otras, han podido incursionar y mantenerse como una de las marcas favoritas en las tiendas de autoservicio como Mega, Soriana, Walmart y Chedraui, y en panaderías: Grupo Bimbo y El Globo.  Además, están comprometidos con la responsabilidad social, conjugando el bien para el medio ambiente, para sus proveedores, clientes y trabajadores. Cuentan con celdas solares, huertas de membrillo y han buscado transformar los desperdicios de la fruta para producir su propia energía. Un dato importante, es que más del 80% de la maquinaria que se utiliza en la empresa ha sido fabricada ahí mismo. Debido a que la mayoría del personal que labora en la empresa tiene desde 10 hasta 45 años trabajando allí, han ido perfeccionando poco a poco sus procesos.

Así, han pasado tres generaciones en la familia Mora dedicando su vida a la elaboración de este dulce que hace tres años logró su marca colectiva como ‘Ate de Morelia Región de Origen’ y que, además, cuenta con su permiso FDA para exportar sus productos.La tercera generación de la empresa siente una gran responsabilidad por llevar hasta nuestras bocas el dulce más rico que jamás hayamos probado. Ellos prometen conservar las  características artesanales del producto combinadas con los más altos estándares de calidad.

 Claves de 'La Flor de Morelia':

1._  Trato humano con todas las personas involucradas.

2._  Buena planeación, estrategia y decisiones acertadas.

3._  Constante mejora continua.

Productos: Ate al vacío o en barra de membrillo, guayaba, manzana verde, tejocote, fresa, durazno, manzana-canela y zarzamora.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario