Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Laponia finlandesa

Noche mágica en el Ártico.
Texto y fotografía: Gerardo Fabre “El Biut". 18 de Septiembre de 2017
Durante el invierno, auroras boreales con movimientos y colores espectaculares cubren el cielo.

A lo largo de los años, uno de los viajes más espectaculares que he realizado fue al norte de Finlandia: Laponia. La mayoría de turistas, desde algunos lugares de Europa, llegan en avión al aeropuerto de Ivalo, pero hay más vuelos desde el aeropuerto de Helsinki. También, es posible llegar en automóvil desde algunos puntos de Noruega, Suecia y Rovaniemi. Esta área se localiza en el Ártico, durante el verano nunca obscurece al 100% y en invierno son muy pocas horas de luz. Incluso, en los primeros días de enero el Sol no se visualiza desde ningún rincón de Laponia. El clima puede ser muy extremo, sobre todo durante los meses de enero y febrero, con temperaturas por debajo de los 40°C. Es por ello, que existe ropa que podrás adquirir fácilmente, o bien, te la podrán prestar o rentar durante tu estadía.

Viajé por casi una hora desde Ivalo a Inari, uno de los lugares más maravillosos de esta área de Finlandia, en donde hay muchos lagos y ríos. Durante el invierno, éstos se congelan y allí se pueden llevar a cabo muchas actividades invernales. El pretexto principal de pasar tiempo en este lugar fue hospedarme en cabinas con ventanas amplias y, así poder ver las auroras boreales en medio de un lago congelado único en el mundo. Esko, un finlandés muy amable, es el propietario de las cabinas que lleva por la noche en su snowmobile. Este espacio cuenta con calefacción y un pequeño baño.

Durante el invierno, si el cielo está despejado, podrás ver auroras boreales cubrir todo el cielo, con movimientos y colores espectaculares. Temprano, Esko pasará por ti y, en su cabina, te llevará a la villa, en donde se encuentra una cabaña, allí podrás ducharte y desayunar. Hay muchas actividades que el mismo Esko podrá organizar en tu estadía, como practicar cross ski, sin necesidad de rentar equipo, ya que te lo proporciona sin costo extra. Si prefieres los deportes extremos y llevas contigo tu licencia de manejo, podrás rentar un snowmobile y hacer algún recorrido por el lago congelado, entre la tundra cubierta por nieve. Para los amantes de la pesca, en invierno hay un tour para realizar esta actividad. No olvides hacer un paseo de dogsledding (trineo con huskies o alaskan malamut); al finalizar, podrás convivir con estos perros juguetones y muy amorosos. En las noches nubladas, Esko te ofrece un viaje hasta dónde tengas la oportunidad de ver las auroras boreales y, si no logras verlas a causa de las nubes, te garantiza que no te cobrará el tour.

Inari es un pueblo muy pequeño con menos de mil habitantes, pero hay restaurantes donde podrás degustar carne de reno u otro animal de esta área y, también, una tienda donde podrás comprar cosas de beber y comer, así como una tienda de recuerdos. Asimismo, hay algunos hoteles y hostales, pero nada comparado como pasar una noche en una cabina en medio del lago congelado, viendo cómodamente desde tu cama las auroras boreales. Este es, sin duda, uno de los viajes más espectaculares que he hecho, por lo que pasaré los próximos seis meses en este maravilloso lugar, tomando fotos de las auroras boreales, así como a todos los huéspedes de estas cabinas. Para conocer más, te recomiendo visitar la página web: lakeinari.com.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario