Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Los pilares de la vida

Por: Anna García Gollaz | Fotografía: Especiales 04 de Mayo de 2017
Todos hemos experimentado la sensación de vacío alguna o varias veces en la vida. Descubre cuál es la razón.

Hace algunos años tuve mi primer encuentro con la “Logoterapía”, que es la tercera escuela Vienesa de Psicoterapia, creada por Víctor Frankl. Ésta se centra no sólo en el significado de la existencia humana, sino en la búsqueda de sentido por parte del hombre. El estudio de esta corriente ha sido de inmenso valor para mi vida personal y, por supuesto, para mi profesión como terapeuta. En primera instancia, porque pude explicarme la raíz de este síntoma de vacío existencial que todos hemos experimentado en distintas etapas de nuestra vida. Ahora sé que no sólo es normal, sino además necesario.

Esta forma de vacío trae consigo mensajes de suma importancia. El primero, es avisarnos que el sentido o sentidos de vida que teníamos hasta ese momento, han caducado, y que es preciso emprender la búsqueda hacia uno nuevo. Esto generalmente implica que antes, debemos atravesar un proceso de duelo, ante la pérdida de ese sentido de vida recién caducado. Lo que antes estaba, ya no está. Y eso no sólo duele, sino también desconcierta y produce esa sensación de vacío por demás incómodo. Pero su función, es precisamente ésa, movilizarnos a la búsqueda, confrontarnos con la manera en que estamos llevando la dirección de nuestras vidas y hacernos conscientes de que todo tiene un inicio y un fin.

 

El sentido de vida del ser humano es como una plataforma que está sostenida por la cantidad de pilares que nosotros hayamos construido; esto se refiere a todo aquello que sea de interés y valor para nosotros como personas y afectos, profesión, intereses, sueños, proyectos personales, etc. Lo peligroso es, cuando esa plataforma está sostenida sobre la base de un solo pilar, porque cuando éste cae –que en algún momento caerá–, entonces nuestro sentido de vida se viene abajo, al no tener más pilares de los cuales sostenerse.

Me refiero a esas personas para quienes su pareja lo es literalmente todo, o quienes han vivido dedicados en cuerpo y alma al servicio de sus hijos, descuidando el resto de las áreas que conforman su existencia, o de ese hombre o esa mujer que ha entregado su vida entera a una profesión o empresa, colocando en ese quehacer todo su tiempo y energía.

 

¿Qué sucedería si esa pareja se marchara por las razones que fueran? ¿O cuándo esos hijos lleguen a la vida adulta y abandonen el nido? ¿O cuándo ese trabajo llegue a su fin? Por supuesto, que la plataforma de vida de ese ser humano colapsará irremediablemente. Es por eso que la primera invitación de este artículo es la de hacerte reflexionar acerca de la cantidad de valores e intereses sobre los que está sostenida tu vida. ¡Mientras más, mejor! Así cuando un pilar cae, muchos otros le sostienen. Sin embargo, el vacío que deja eso que estaba y ya no está, debe llenarse con otro valor, siempre y cuando no sea algo que te destruya. Si así fuera, entonces no es un valor.

Cuando no somos conscientes de estos procesos naturales de la vida, entonces tratamos de llenar –por no decir “evadir”– ese vacío de las formas más equivocadas, ejemplo: relaciones destructivas y co-dependientes, adicciones, etc. Y pronto aparecen como consecuencia otros síntomas indeseables, como la neurosis, la violencia, la depresión e, incluso, –triste y desafortunadamente– el suicidio.

Toda persona con sentido de vida está blindada de estos peligros. Por eso, te reitero mi invitación a cuestionarte sobre cuántos pilares está sostenida la plataforma de tu vida, y a no asustarte si la sensación de vacío te asalta; sino más bien, a darte a la tarea de descifrar los mensajes que te quiere entregar. ¡Hasta la próxima!

 

Anna García Gollaz

Coach personal y de pareja.

Autora del libro “Mientras tú bebías”, Ediciones Urano

Tel: 01 (477) 3244987

Facebook: Anna García Gollaz Mientras tú bebías.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario