Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Mansión Bel-Air

Así es la residencia más costosa de todo Estados Unidos.
Por: José Emmanuelle Elías López | Fotografía: Especiales 05 de Abril de 2017

Desarrollada por el magnate y constructor inmobiliario Bruce Makowsky en el emblemático barrio de Bel-Air en Los Ángeles, la residencia se destaca para el lujo, arte y extravagancias que alberga en su interior.

Doce habitaciones, 21 baños, 3 cocinas, 6 bares, una sala de masajes, Spa, gimnasio, dos bodegas de vino y champaña, el cine en casa más avanzado que en cualquier casa de Estados Unidos, así como una alberca infinita de 26 metros… ¡No! No estoy hablando de mi casa ni de un hotel, es la mansión en Los Ángeles que se corona como la más cara en todo Estados Unidos; ubicada en Bel Air, se llevó más de cuatro años y 300 empleados para construirla.

El diseño de la mansión fue creación del constructor inmobiliario y magnate Bruce Makowsky, quien ya había dicho que quería romper todos los moldes en nivel de calidad y detalles, y vaya que lo consiguió. Todas las obras de arte alojadas en esta casa, están incluidas en el costo de la mansión; son alrededor de 30 millones de dólares en arte.

En el comedor se encuentra una enorme réplica artística de una cámara Leica, con valor de un millón de dólares; una sala de juego con cuatro carriles para jugar bolos, adornada con una pared con bolos de oro; una mesa de cristal para ping pong, un futbolito de cristal y una mesa de billar también de cristal, ésta con un valor de 12 mil dólares. Este espacio para el entretenimiento está separado de las otras estancias a través de un muro de dulces, no al estilo de Hansel y Gretel; más bien, es un muro gigante de acero inoxidable con tubos de cristal llenos de dulces de todo tipo.

Por si fuera poco, la mansión tiene una enorme pantalla de 30 pies (el mismo Makowsky dijo que para la mansión no pidieron las televisiones en pulgadas, sino en pies); y presume ser la mayor TV que tenga un hogar estadounidense, y está ubicado, como debe de ser, en una sala exclusiva con 40 butacas de cuero italiano hechas a mano, para que disfrutes tu propio cine con sus 57 bocinas y 16 subwoofers.

En el garaje vas a encontrar una sala blanca brillante con 12 de los autos más raros y caros en el mundo, y (léase pausadamente) ¡todos están incluidos! Como un Pagani Huayra de 2 millones de dólares; el famoso Von Krieger 1936 Mercedes 540K Roadster Special, con un valor mayor a 15 millones de dólares; así como 10 de las motocicletas más rápidas y excéntricas que jamás se hayan construido.

Para acceder a la planta alta, hay dos elevadores forrados con piel de cocodrilo; o por las escaleras de acero pulido hecho a mano, con un valor de 2 millones de dólares. Para que todo esto funcione, al menos por dos años, el costo de la casa incluye el sueldo de un chef, un chofer, masajista y personal a tiempo completo.

Finalmente, en la parte alta se encuentra una cocina moderna con una cascada y al mirar al exterior podemos ver la piscina infinita, que tiene una vista panorámica de L.A., la cual incluye un bar, jacuzzis de gran tamaño y una pantalla 4K de 12 pies de altura, que se eleva sobre la piscina. Ok, quién podría querer ahí una TV, teniendo esas vistas de californiana. Corrección: sí lo sabemos, alguien que tenga en sus cuentas bancarias al menos 250 millones de dólares, que es el precio de la mansión. Por cierto, aún está a la venta (guiño).


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario