Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Minimalismo a la carta

Hotel Aire de Bardenas: un respiro en el desierto.
Por: Mario Preciado | Fotografía: Cortesía Hotel Aire de Bardenas 04 de Mayo de 2017

Enclavado a la entrada del Parque Natural de Bardenas Reales, en España, Aire de Bardenas aprovecha este espacio semi salvaje, desértico, inhabitado, inhóspito y virgen de turismo, para ofrecer a los exploradores, a quienes se conocen ya el mundo, un lugar para el descanso. Este multi premiado hotel se ha convertido en un homenaje a lo moderno, al minimalismo. Un espacio para uno mismo.

La zona que lo aloja es poco conocida en Europa, pero justo allí se han filmado producciones de Hollywood, videoclips y anuncios. La última grabación relevante fue “Game of Thrones”, y como nos cuenta Carlos Bueno (propietario), algunos de sus protagonistas estuvieron hospedados en su hotel.

Natalia Pérez y su hermana Diana, economista y decoradora respectivamente, decidieron embarcarse junto a sus esposos, Jano Ahedo, empresario lácteo, y Carlos, profesor; en esta aventura que los ha llevado por diez años a estar al frente del hotel. “Nos visita gente de todo el mundo, hemos recibido más de 20 premios de arquitectura y diseño en todo el mundo, y el hotel ha aparecido en más de 500 medios de comunicación de todo el globo. Y, lo más importante, contamos con un excelente equipo de personas que hacen que la magia de Aire de Bardenas impregne a nuestros visitantes que se van encantados y que muchos de ellos, repiten”, explica Bueno.

Para el diseño de este sitio se tomaron muy en serio la experiencia con el exterior. Y es que como comenta Carlos, el poder tener un contacto con la naturaleza de una forma más pura directamente en tu propia habitación, activa sensaciones dormidas que con el día a día en las grandes ciudades se nos van olvidando. ¿La ducha? ¡Qué mejor techo que el propio cielo! Cada espacio del lugar es una invitación a olvidar la rutina y las prisas.

Aire de Bardenas está construido mirando a la salida del Sol, de ahí que todos los cubos tienen cada día la salida del Sol frente a sus grandes ventanales. Otro factor importante en el diseño del sitio es la privacidad, que fue y es algo que ocupó a los propietarios desde el primer día; el hotel está posado en planta baja y no hay vallas que delimiten nada. Frente a los grandes ventanales, los huéspedes tienen vista abierta hacia el campo de trigo.

El proyecto fue desarrollado por Mónica Rivera y Emiliano López, joven pareja de arquitectos asentados en Barcelona. La idea fue interpretada perfectamente y el proyecto fue madurando durante cuatro años; el análisis que los arquitectos hicieron del terreno: colores, luz, materiales, etc., hizo que Aire de Bardenas fuera un proyecto meticuloso. “La dirección de obra la llevamos nosotros mismos y todos nuestros proveedores fueron de la zona”, añade.

“Los arquitectos que hicieron el hotel son, en su propia vida, en su modo de vestir, de comportarse, de hablar, minimalistas. Es una forma de ser que han trasladado al hotel. No concibo otra forma de construir de Mónica y Emiliano. A su vez, nuestros gustos nunca han ido en el exceso sino todo lo contrario, por lo que el hotel tiene que ser como es”.

Cerca de este sitio se encuentra la ciudad de Tudela, de origen árabe, y la ruta de monasterios cistercienses del siglo XII. La capital de la zona es Pamplona, a una hora en auto, famosa por su conocidos encierros de San Fermín durante el mes de julio. ¿Qué más puedes disfrutar si decides quedarte allí? El propio hotel tiene un huerto que abastece a la cocina con sus productos; cuentan con un menú entero de verduras que está para chuparse los dedos, asegura Carlos, y este menú cambia según la temporada. En un mundo protagonizado por el bullicio, hotel Aire de Bardenas es, como los mismos propietarios lo llaman: “El lujo de lo sencillo”.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario