Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Museo del Ámbar de Chiapas

El lujo de lo natural: historia, belleza y encanto.
Por: Mario Preciado / Con información del Museo del Ámbar de Chiapas | Fotografía: Mario Preciado 05 de Junio de 2017

Visitar Chiapas y llevar a casa de regreso una pieza de ámbar original, es casi como llevarse a Chiapas con uno. Ubicado en el Centro de San Cristóbal de las Casas y enclaustrado en lo que fuera el Convento de la Merced, se encuentra el Museo del Ámbar de Chiapas, recinto que brinda a locales y visitantes una oportunidad para conocer a fondo las bondades y belleza de la resina.

El ámbar es una resina fosilizada de origen vegetal que tiene entre 25 y 30 millones de años de haberse formado; es una sustancia dura, amorfa, poco densa y quebradiza. La resina viene del árbol de guapinol, que pertenece a la familia de las leguminosas. Aunque se extrae de minas, el ámbar no es un mineral. Las minas donde se puede hallar ámbar se localizan al noreste de Chiapas, en poblados como Simojovel de Allende, Huitiupán, Solistahuacán, El Duraznal, Pantelhó, El Bosque y Totolapa; aunque el 90% del ámbar que se obtiene proviene de Simojovel, la cual se encuentra a unos 130 km de Tuxtla Gutiérrez. Durante un mes de trabajo un minero puede llegar a encontrar hasta 1kg de ámbar, la extracción se hace totalmente a mano, utilizando marro, cincel, pala y carretilla. Es un trabajo que se desarrolla casi en penumbra total.

 

Fundado a finales del año 2000, el Museo del Ámbar de Chiapas es único en el continente. Está localizado al interior del ex Convento de la Merced, edificio que está siendo reconstruido gracias a los esfuerzos de la asociación civil Patronato Pro Reconstrucción del ex Convento de la Merced. El recinto ha sido objeto mientras se ha mantenido en pie, de los estragos del tiempo y la mano del hombre. Se trata del primer convento de la orden de los mercedarios que se instauró tras la llegada de los españoles, y durante su historia ha cumplido también funciones de cuartel militar y prisión, lo cual causó irreparables daños y modificaciones.

 

El Museo se encarga de promover la compra inteligente del ámbar chiapaneco, ya que en el comercio de artesanías propio de la ciudad, podría llegar uno a adquirir piezas que en realidad son de plástico o vidrio. El ámbar real brilla ante luz infrarroja, otra forma de comprobar si una pieza es real es si ésta flota en agua con sal. Asimismo, frotándolo con las manos o calentándolo un poco, podríamos notar el olor a la resina de pino.

 

Aunque Chiapas ocupa el tercer lugar como yacimiento de ámbar después de los países de la Costa del Mar Báltico y Santo Domingo (República Dominicana), es notorio que el ámbar chiapaneco es el más bello del mundo por su textura, transparencia y variedad de colores. El amarillo es la tonalidad más conocido pero existen también el rojo, coñac, verde y rosa. El Museo del Ámbar de Chiapas muestra más de 300 piezas hechas de esta resina y presenta al visitante información que muestra su origen, una comparación entre el ámbar europeo y el mexicano, réplicas de ornamentos prehispánicos, usos medicinales, piezas con inclusiones (animales y vegetales de varios tamaños) y una colección de obras talladas por maestros escultores. El museo abre todos los días de 10:00 a 14:00 y 16:00 a 19:30 horas, con horario especial en temporadas de vacaciones; se encuentra ubicado en la calle Diego de Mazariegos sin número, de la colonia La Merced.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario