Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Nuevo año, mejores finanzas.

Por: Perla Camarena Jiménez | Fotografía: Especial 05 de Diciembre de 2017
Proponerte las mismas metas y no cumplirlas podría estarse convirtiendo en un círculo vicioso.

Siempre que se acerca el cierre de ciclo y un nuevo año, pensamos cuáles serán los propósitos y metas que nos plantearemos para el siguiente año en ámbitos de nuestra vida como la salud, lo personal, espiritual, financiero, etc. En cuanto a finanzas personales, siempre encontramos consejos para planear el año, como: ahorrar el 10% de tus ingresos, proponerte metas de corto, mediano y largo plazo, hacer un plan de acción, blah blah blah.

 

Cada año planteamos las mismas metas y todos los años, después del segundo mes, las abandonamos y olvidamos todo lo que proyectamos, esperando que se acerque nuevamente el cierre del año para plantear nuevamente las mismas metas y empezar a dar vueltas en círculos. ¿Por qué pasa esto? Porque nuestros planteamientos son muy débiles y los realizamos de manera superficial, ya que vivimos en una zona de confort y cada año que transcurre –aunque no cumplamos nuestros propósitos financieros- nada pasa.

 

Con ello, aparentemente no nos vemos afectados de manera negativa. En términos de planeación financiera, el largo plazo es el que nos muestra el resultado positivo o negativo del compromiso y cumplimiento de nuestras metas financieras. Entonces, ¿qué podemos hacer para tener una verdadera transformación? Necesitamos atender algunos principios:

 

1. Encuentra tu verdadero motivador. Más allá de una meta meramente monetaria, visualiza qué se siente alcanzarla, en quién te conviertes cuando la logras, a quiénes beneficias por haberla alcanzado, de qué cosas disfrutas en el proceso y qué aprendes de ti mismo.

 

2. Vive un proceso de transformación. Si quieres alcanzar metas financieras es necesario desarrollar hábitos que te beneficiarán en todos los aspectos de tu vida como, por ejemplo: ser ordenado, disciplinado, persistente, constante, etc.

 

3. Deja atrás el pasado. Cuando planteamos las mismas metas y no las cumplimos, nos acostumbramos a no lograrlas. Al volverlas a plantear, nuestra voz interna hace de las suyas y nos dice que nuevamente no las alcanzaremos; el desánimo se apodera de nosotros. Tener una visión de futuro es como cuando utilizas un GPS; al GPS no le importa de dónde vienes ni dónde has estado, sólo se enfoca en dónde estás en ese momento y el camino que tienes que seguir para llegar al punto deseado.

Si pones en acción estos tres puntos y las acciones financieras que cada año te planteas, lograrás cambios verdaderos en tu vida que te permitirán no sólo alcanzar las metas financieras del próximo año, sino todas las metas que te propongas en cada uno de los años de tu vida.

 

 

C.P. Perla Camarena Jiménez

Protección Patrimonial y Planeación Financiera

“En el manejo de tus finanzas personales, no confíes sólo en tu intuición. Asesórate con los expertos”.
 

perlacamarenafinanzas@gmail.com

Tel.: 01 (477) 3479033

Facebook: Perla Camarena - Asesoría en Finanzas para no financieros


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario