Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Oaxaca

Diseño, mezcal y compras de mercado
Por: Belén Ramírez 17 de Diciembre de 2014
Oaxaca tiene un encanto natural que enamora a primera vista. Basta con iniciar el día en el mercado 20 de Noviembre, un ejemplo puro de las delicias gastronómicas que la ciudad ofrece.

El ritual consiste en pasear una charola con chiles de agua y cebollitas por el pasillo de las carnes. Cuando se encuentra el mejor tasajo y cecina, la charola debe entregarse al marchante y dejar que éste prepare el manjar; para complementarlo se pueden comprar tortillas hechas por manos indígenas, chocolate de agua y una latita con chapulines. Frente al 20 de Noviembre, después de pasar varios pasillos de fruta, está el mercado Benito Juárez, el templo del quesillo, del chocolate recién molido y el pan horneado.

La visita estaría incompleta sin el ex convento de Santo Domingo, ejemplar digno del barroco mexicano. Su fachada de cantera verde y el dorado de sus paredes y su ornamentación realmente te conmoverán por su delicada belleza. Resguarda el Museo de las Culturas de Oaxaca, un viaje entre joyas de oro, plata y piedras preciosas de la Tumba Siete encontrada en la zona arqueológica de Monte Albán, localizada a 10 kilómetros de la ciudad.

Para un buen trago de mezcal hay que buscar la Mezcaloteca, una especie de boutique de destilados ubicada en la calle Reforma 506. Las degustaciones tienen un costo de 150 pesos, y las botellas desde 350 pesos. Algo más artesanal es Cuish, una mezcalería que concibió su propia Marca con seis variedades provenientes de especies silvestres. Puedes encontrar tobaziche, cuish, tobalá, arroqueño, mexicano y otros más, en Díaz Ordaz 712.

El arte oaxaqueño es preciado en todo el mundo y es fácil encontrarlo en las galerías y casas de artesanías ubicadas en el andador Macedonio Alcalá, arteria principal del Centro Histórico declarado Patrimonio de la Humanidad. Cualquiera se vuelve loco en ese mundo de colores y texturas, desde los tapetes de Teotitlán del Valle hasta las alebrijes de San Martín Tilcajete, sin dejar a un lado el barro negro de San Bartolo Coyotepec y el papel artesanal de Etla, hecho por la cooperativa formada por el maestro Francisco Toledo.

Tips:

Renta una bicicleta en el Museo de Arte Contemporáneo y pedalea hasta los Arcos del Pochote, donde están el acueducto y la arquitectura colorida y típica del Estado, distribuida en callejones. Para llegar hay que subir por la calle García Vigil.

Mezcatours: Hay empresas que organizan recorridos a palenques (fábricas de mezcal), mezcalerías y cantinas tradicionales de Oaxaca, además de charlas con maestros mezcaleros. Si el cliente lo solicita pueden ser privados. Ofrece este servicio la touroperadora Verde Antequera, en su recorrido incluye la visita a Mitla y A Hierve el Agua.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario