Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Regalos fortuitos

¿Es la crisis un peligro o una oportunidad?
Por: Anna García Gollaz | Fotografía: Especiales 06 de Octubre de 2017
A veces la vida nos presenta regalos profundos, bajo las envolturas más insospechadas.

En chino, la palabra ‘crisis’ se traduce como ‘wei ji’, donde 'wei' siginifica ‘peligro’ y 'ji' es ‘oportunidad’. Depende de cada persona cómo reaccionar ante estos lapsos inevitables en el transcurso de la vida. Hay quienes eligen estar atentos, cooperativos y dispuestos a trascender la experiencia para extraer lo mejor de ella; mientras que, otros, ceden a la parálisis y la auto victimización por los sucesos, mismos que no están dispuestos a enfrentar desde la valentía y la esperanza.

No importa si la crisis que se atraviesa es económica, familiar, de pareja o personal (la llamada ‘crisis existencial’). Cualquiera que sea su forma, las raíces son muy similares. En todas interviene el factor de pérdida; algo se ha ido, ya sea dinero, amor, estabilidad, salud, juventud, una rutina establecida o la preciada serenidad que se gozaba antes de que la crisis llegara.

Esto requiere, en primera instancia, ser reconocido y tratado con un debido proceso de duelo –ante aquello que se ha perdido–. Lo que estaba, en la forma en que estaba, simplemente ya no está. La crisis viene a hacernos conscientes de esto y a movilizarnos para caminar hacia el siguiente punto al que habremos de llegar. Algo ha caducado y es necesario ir al encuentro de lo nuevo. Sin embargo, son esos períodos los que nadie quiere atravesar. Las sensaciones de pérdida y desconcierto pueden llegar a ser tan abrumadoras que pareciera que se nos ha dejado solos en el medio de la nada, sin un mapa, una brújula o una indicación clara de cómo emprender el regreso a casa. Nada puede librarnos de esos momentos de crisis mientras sigamos en esta experiencia humana, pero existen herramientas que poco a poco nos pueden ir devolviendo el sentido de orientación y la esperanza. Si te encuentras en un momento de crisis, puedes seguir la siguiente ruta y salir de donde te encuentras emocionalmente:

 

1. Nombra tu crisis. Dale nombre a lo que te está pasando.

2. Busca el origen. Escribe qué originó tu estado de crisis.

3. Haz conscientes tus recursos internos y externos para salir adelante (familia, amigos, dinero, experiencia, tu profesión, tu fe, etc.).

4. Descubre los retos a los que tu crisis te invita. ¿A qué te reta lo que estás viviendo? ¿Qué podrías aprender?

5. Vislumbra la recompensa. ¿Qué regalos te podrían esperar al otro lado de la crisis?

 

Estos cinco pasos me han devuelto la claridad, la fuerza y la dirección en momentos en que todo lo anterior parecía perdido. Espero de corazón que suceda lo mismo contigo, y recuerda que no hay dificultad que no ofrezca un regalo. ¡Hasta la próxima!

 

 

Anna García Gollaz

Coach personal y de pareja.

Autora del libro ‘Mientras tú bebías’ (Ediciones Urano).

Tel.: 01 (477) 3244987

Facebook: Anna García Gollaz Mientras tú bebías.                                                                                   


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario