Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Robert De Niro

Legado de talento y elegancia natural.
Redacción MAXWELL | Fotografía: Cortesía Ermenegildo Zegna 03 de Agosto de 2017
Con una carrera actoral que habla por sí sola, Robert De Niro no necesita mayor presentación. Se trata de una leyenda viva que ha participado en exitosos filmes, con una fuerza interpretativa que caracteriza a los más grandes. Ahora como imagen de Ermenegildo Zegna, el histrión confirma por qué ‘elegancia’ y ‘buen gusto’, son dos más de sus talentos.

La historia contemporánea del cine hollywoodense sería otra sin la figura y talento de Robert De Niro. No es exageración decir que se trata de una leyenda viva de la actuación, que ha entregado su tiempo y esfuerzo a inmortalizar emblemáticos personajes a partir de que comenzó su carrera; su fuerza histriónica le han valido dos premios Óscar. Con una historia fílmica envidiable, Robert De Niro se ha convertido, además, en un ícono de la elegancia.

La primera mitad de su filmografía se ubica claramente en la interpretación de personajes fuertes, conflictivos y que rayan en lo emocionalmente inestable. Lo recordamos por ‘Taxi Driver’ (1976), donde hizo el papel de ‘Travis Bickle’, un solitario veterano de guerra que trabaja como taxista y que termina por verse envuelto en la vibrante y a veces turbia, vida nocturna de Nueva York. La cinta fue dirigida por el también icónico Martin Scorsese, intachable amigo de De Niro con el que trabajó además en títulos como ‘New York, New York’ (1977), ‘Toro Salvaje’ (1980), ‘El rey de la comedia’ (1983), ‘Goodfellas’ (1990), ‘El cabo del miedo’ (1991) y ‘Casino’ (1995).

De Niro supo desde muy joven que la actuación era lo que más le satisfacía hacer. Nacido en Nueva York e hijo de padres dedicados a las bellas artes, aquel chico pálido (de joven lo apodaban ‘Bobby Milk’), se vio rodeado desde pequeño en esa sensibilidad que caracteriza únicamente a quienes sienten el llamado por el arte. Creció en los barrios Little Italy y Greenwich Village de Manhattan. A los 16 años, dejó a un lado sus estudios de secundaria para enfocarse a su preparación como actor.

Previo a su aparición en ‘Taxi Driver’ y siendo todavía un joven que no superaba los 20 años de edad, hizo su primera aparición en una película, ‘The Wedding Party’ (1963), dirigida por Brian De Palma, con quien luego haría ‘Saludos’ (1968) y ‘¡Hola mamá!’ (1970). Durante la década de los 60 trabajaría también en algunas puestas en escena.

Para 1974, Robert De Niro se uniría al cast de la cinta dirigida por Francis Coppola, ‘El Padrino II’, en el papel de Don Vito Corleone. Su magistral interpretación lo haría merecedor de su primer Óscar, como Mejor Actor de Reparto. La segunda entrega de la afamada trilogía se haría en ese entonces, ganadora de seis de los 11 premios a los que estuvo nominada. Su capacidad histriónica y el parecido físico que tenía entonces con Marlon Brando, quien interpretó a Don Vito Corleone en la primera entrega, hizo que Coppola se inclinara por De Niro para dicho papel.

Le seguirían cintas como ‘Novecento’ (1976) y ‘The Deer Hunter’ (1978). Pero no fue sino en 1980 cuando el filme ‘Toro Salvaje’, también de Scorsese, le traería el reconocimiento de la crítica; con ella, De Niro se hizo acreedor al Óscar como Mejor Actor. Su personaje del joven boxeador Jake LaMotta en dicha cinta, le trajeron a De Niro el nombramiento como una de las mejores interpretaciones de la historia del cine.

A partir de ‘Toro Salvaje’ y ‘Érase una vez en América’ (1984), Robert De Niro giraría en parte su filmografía, haciendo interpretaciones de personajes cada vez menos caóticos y duros. Vendrían ‘Huida a medianoche’ (1988), ‘La cortina de humo’ (1997), ‘Analízate’ (1999), ‘Los padres de ella’ (2000) y ‘Los padres de él’ (2004). De Niro también se ha aventurado a dirigir, con filmes como ‘Una historia del Bronx’ (1993) y ‘El buen pastor’ (2006); ésta última, con actuaciones de Matt Damon y Angelina Jolie.

En la década más reciente, el actor participaría en películas como ‘Righteous Kill’, ‘Todos están bien’, ‘Machete’, ‘Little Fockers’, ‘Stone’, ‘Killer Elite’, ‘Sin límites’, ‘New Year’s Eve’, ‘Las edades del amor’, ‘Silver Linings Playbook’, ‘Freelancers’, ‘Being Flynn’, ‘Killing Seasons’, ‘Pasante de moda’ y muchas más.

Hasta ahora son innumerables las cintas en las que ha actuado De Niro, quien este mes de agosto llegará a los 74 años de edad. De su vida privada se sabe poco, pero tampoco es un misterio la relación que sostuvo en los 90 con la actriz Toukie Smith, y los matrimonios que contrajo con Dihanne Abbott y el que al día de hoy sostiene con la también actriz Grace Hightower.

 

LO QUE VIENE

Robert De Niro, quien ha dedicado buena parte de sus esfuerzos y dinero a organizar y promover el TriBeCa Film Festival en Nueva York, es también un buen hacedor de negocios. Recientemente se asoció con el chef Nobu Matsuhisa para inaugurar en Ibiza el hotel Nobu, un complejo de lujo con más de 150 habitaciones y que también tiene sedes en Las Vegas, Malibú y Londres. La relación empresarial con Matsuhisa se formalizó en 1994 con la apertura del primer restaurante de mismo nombre (‘Nobu’) en la ciudad natal del histrión y que al día de hoy tiene sucursales en las principales capitales del mundo.

Bajo la producción de Amazon, el actor que ocupa esta edición la portada de nuestra revista, actuará junto a Julianne Moore en una serie de dos temporadas que comenzará a filmarse a finales de este año y que abordará la temática del crimen organizado. Y ya entrados en gánsteres y mafiosos, recientemente se anunció que De Niro actuará en la nueva cinta de Martin Scorsese, ‘The Irishman’, en la que también participará Joe Pesci y donde De Niro interpretará a un sicario.

 

ELEGANCIA AL POR MAYOR

Por si no fuera suficiente verlo en pantalla, Robert De Niro se ha vinculado atinadamente con firmas a las que ubicamos en ese rango de lo bien hecho y el buen gusto, como es el caso de Ermenegildo Zegna, con la que el actor protagoniza la más reciente campaña junto al también actor McCaul Lombardi (‘American Honey’, ‘Patti Cake$’, ‘Age of the Moon’), que lleva por nombre ‘Defining Moments’.

En ‘Defining Moments’ se ve a ambos actores, uno caracterizado por su gentileza y legado y el otro por su juventud y astucia, hablando de lo que ha sido fundamental para De Niro a lo largo de su trayectoria; sus mentores y lo que le atrae de un papel. Con ‘Defining Moments’, Ermenegildo Zegna busca lograr una yuxtaposición entre lo clásico y empresarial, y el toque casual, maduro y elegante que le brinda De Niro al ser imagen de la marca. La campaña consiste en cuatro cortometrajes filmados en Los Ángeles, donde ambos personajes platican y comparten conocimientos y experiencias.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario