Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Seguro de vida

Base de la planificación financiera.
Por: C.P. Perla Camarena Jiménez | Fotografía: Especiales 18 de Septiembre de 2017

Dentro del proceso de planeación financiera se viven varias etapas: generación de los primeros ingresos, formación del patrimonio, consolidación y, por último, traslado del patrimonio. Todos, desde que tenemos uso de conciencia, desarrollamos en nuestra mente la idea natural de que moriremos cuando seamos viejos, después de una larga vida, cuando hayamos cumplido todos nuestros sueños.

Aquellos que así lo consideran se ven casados, con hijos y con nietos; sin embargo, de acuerdo con datos del INEGI, ésta no es una realidad para todos, ya que en México mueren cada año alrededor de 200 mil personas en etapa productiva. Considerar este factor de mortandad dentro de nuestra planeación financiera, será lo más acertado para proteger a nuestros seres queridos y dependientes económicos de una muerte prematura, donde existe la posibilidad de que el patrimonio esté apenas en su proceso de formación.

Es común escuchar: “Adquirir un seguro de vida se convierte en un gasto que nunca recuperas si la persona no fallece en el tiempo de contratación”.  Normalmente, las personas no cuentan con la información o asesoría para conocer todas las modalidades que existen para los seguros de vida. En el mercado encontramos seguros de vida denominados ‘temporales’, que funcionan como el seguro del coche; si dentro del período contratado no hay siniestro (muerte), no cobra el seguro, pero tampoco se recuperan las primas pagadas. Esos seguros son económicos, pero nunca generan un fondo de recuperación.

Otros seguros de vida tienen aunado el factor de ahorro a través de fondos garantizados o fondos flexibles; en los cuales, si la persona que los contrató no muere dentro del período de contratación, cuando considere que ya no tiene dependientes económicos y que su patrimonio está consolidado, puede recibir de regreso el ahorro y los rendimientos que se fueron generando a través de su seguro de vida.

Este punto, convierte a los seguros de vida en un atractivo instrumento de ahorro a través del cual proteges tu patrimonio y el de tu familia si llegaras a faltar, pero a la vez, contribuye a la formación de tu patrimonio en vida. Es importante definir cuál será el enfoque principal para contratar el mejor instrumento (aparte de la protección de una muerte prematura) como si se tratara de planear la educación de los hijos, ahorrar un monto de recursos para un objetivo definido, dejar una herencia a los seres queridos, planear la etapa de retiro. Un seguro de vida es un instrumento de planeación a largo plazo. Contar con un experto que nos asesore es lo más conveniente.

 

 

C.P. Perla Camarena Jiménez. Consultor Patrimonial Financiero.

“En el manejo de tus finanzas personales, no confíes sólo en tu intuición. Asesórate con los expertos”.

perlacamarenafinanzas@gmail.com | Tel.  (477) 3479033

Facebook: Perla Camarena - Asesoría en Finanzas para no financieros


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario