Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Tesla Model S

El futuro está aquí
Por: José Emmanuelle Elias López | Fotografía: Especiales 05 de Diciembre de 2017

Los autos amigables con el medio ambiente se están abriendo camino entre las personas, y más entre quienes cada vez son más conscientes de la contaminación que los motores de combustión generan. Ellos están optando por alternativas que emiten menos contaminantes; esto claro, en un nivel socioeconómico más cerrado, porque los costos de un auto híbrido o eléctrico no están al alcance de todos.

 

Aunque la brecha cada vez será más corta, el catálogo de automóviles de este tipo se amplía cada vez más; pero, para ser honestos, los modelos eléctricos que existen no cuentan con un diseño estético que a todos convenza. Sin embargo, existe una marca reciente que en materia de modelos eléctricos viene pisando fuerte y sus diseños son capaces de dejarte con la boca abierta.

 

En 2003 nació Tesla Motors, la compañía norteamericana con sede en Silicon Valley, la cual desarrolló el modelo que en esta ocasión hemos querido reseñar: Tesla Model S, concebido para ser un sedán que presume de su seguridad y aceleración –que va a hacer latir tu corazón tan rápido como su despegue de 0 a 100 km/h en sólo 2.7 segundos. Para que te des una idea: El Lamborghini Huracán con 610 caballos de fuerza tiene esa aceleración similar en 3.2 segundos.

 

El Model S lleva más allá la seguridad no sólo en previsión de accidentes, sino pensando en la salud de los pasajeros, pues al viajar en este hermoso auto los agentes externos como polen o bacterias que pudieran dañarte, se quedan afuera, ya que cuenta con un sistema de filiación de aire HEPA de grado médico, esto hace que el 99.97% de los bichos que atentan nuestra salud se queden lejos de aquellos que estén al interior de un Model S.

 

Volviendo a su asombrosa aceleración, este Tesla logra salir disparado gracias a que como ningún otro auto eléctrico, cuenta con 2 motores eléctricos; uno para el eje trasero de alto rendimiento y uno para el eje delantero de alta eficiencia, dando así tracción a las cuatro ruedas. Pero lo impresionante no va solamente en lo mecánico; el habitáculo –aseguran en Tesla– es como un estudio de grabación, logrando aislar los sonidos exteriores; esto combinado con el silencioso sistema de propulsión del auto.

 

Dentro de las prestaciones interiores que brinda, hay una impresionante pantalla táctil de 17 pulgadas orientada hacia el conductor, diseñada para el día y la noche sin causar distracciones, y desde donde tendrás control total para encontrar tus destinos o tu música preferida, gracias a su conectividad móvil y capaz de controlar la mayoría de las funciones del Model S, como la apertura del techo y la personalización de los controles de climatización automática.

 

El auto cuenta con sistema de postes de aluminio que absorben los impactos en los laterales del auto, reforzados con rieles de acero para reducir las probabilidades de que algo entre a la cabina, protegiendo a los pasajeros, la batería y suma rigidez al techo. En caso de un impacto, 8 bolsas de aire protegen a los ocupantes y la fuente de alimentación de alto voltaje se desconecta de manera automática.

 

El Tesla Model S viene en tres versiones: el 75D, con una autonomía de 466 km; el 100D, con 594 km; y el P100D con autonomía de 572 km, siendo esta versión la que tiene la capacidad de aceleración brutal de 0 a 100 en 2.7 segundos. Gracias a sus prestaciones, potencia, equipamiento y diseño, el Tesla Model S es hasta ahora un automóvil sin igual, pues no existe quién a la fecha le haga sombra. En cuestión de estética, la línea nos recuerda la elegancia y deportividad de Aston Martin; una combinación perfecta que logra un diseño simplemente perfecto.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario