Leon 17
Artículos
Línea horizontal

Yeyen Sailing Away

Experiencia increíble
Gabriela Espinosa 19 de Enero de 2017

En la edición anterior de MAXWELL Cancún- Riviera Maya, tuvimos oportunidad de conocer acerca de este “sueño hecho realidad”: Yeyen Sailing Away, un catamarán fabricado para crear las mejores experiencias en el mar. En esta ocasión, Karri Lutz García, pasajera de Yeyen Sailing Away, nos comparte su gran aventura en el catamarán:

“Acabamos de tomar nuestro primer viaje en el velero Yeyen, ese día fue un día maravilloso. Este tour fue mucho más agradable que cualquier tour comercial en catamarán que hemos hecho. Queríamos una aventura en un velero que no nos hiciera sentir como si estuviéramos atrapados y, además, con un precio perfecto. Uno de los mejores días que hemos tenido en México, ya que venimos frecuentemente; Sergio, fue un experto como Capitán de barco, además fue nuestro chef por el día. ¡Impresionante! Gabriela y él prepararon nuestra comida frente a nosotros usando frutas y verduras que habían comprado en el mercado local esa mañana, y pescado que Sergio había pescado: fresco, sano y delicioso. Comimos un steak, pescado, ceviche fresco, ensalada, frutas y guacamole, hicieron la comida a nuestro gusto; honestamente, un excelente servicio al igual que las bebidas. Una inesperada sorpresa fue que tuvimos una habitación privada con baño.
Habíamos paseado en catamarán antes en el Caribe pero jamás tan maravilloso como esto. Gabriela y Sergio nos llevaron a un arrecife claro y poco profundo, y los dos se metieron con nosotros al agua para asegurarse que tomáramos excelentes fotos de tortugas, mantarrayas y peces. Me sentí más cómodo con ellos, además de que ellos sabían dónde encontrar más vida marina. Al atardecer, Sergio mantuvo el barco más lento, para que pudiéramos disfrutar por más tiempo y así tardar en llegar a la marina. Yo aprecié que nos haya permitido tomar más fotos del atardecer desde diferentes puntos, mientras el Sol se ocultaba en el mar.
Éste ha sido uno de los viajes en velero más agradables que he tomado, anclamos lejos del arrecife porque están conscientes de proteger el medio ambiente. De hecho, Gabriela nadó en el agua para poner el ancla en un lugar donde no causara ningún daño. ¡Esta pareja hace las cosas bien! Queremos volver a viajar en este catamarán cada vez que regresemos a México”.


Artículos destacados

Buen vivir
 Deja un comentario